Chavismo debilitado pierde el pulso en la OEA







by Carlos Vilchez Navamuel • 23 junio, 2016 •


Por Carlos Vilchez Navamuel

 


El Consejo Permanente de la OEA aprobó el 23 de junio de 2016 estudiar el informe de 132 páginas que elaboró el Secretario General de este organismo, Luis Almagro para analizar el problema en Venezuela donde expone detalladamente la crisis que padece este país.






El periódico venezolano, El Nacional, nos informó ese mismo día cuáles países votaron a favor de discutir la crisis venezolana en la OEA, y explicó que “12 de las 34 naciones fueron las únicas en negarse a escuchar acerca de problemas como la escasez, la falta de independencia en los poderes públicos y la violación de los derechos humanos en Venezuela.”



La votación estuvo así: En contra: Venezuela, Antigua y Barbudas, San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, República Dominicana, Nicaragua, Haití, Grenada, El Salvador, Ecuador, Dominica y Bolivia. 




A favor: Uruguay, Surinam, Perú, Paraguay, Panamá, México, Jamaica, Honduras, Guatemala, Estados Unidos, Costa Rica, Colombia, Chile, Canadá, Brasil, Belice, Barbados, Bahamas, Argentina y Guyana. Dos abstenciones: Santa Lucía y Trinidad y Tobago. http://www.el-nacional.com/politica/Paises-votaron-discutir-crisis-OEA_0_871712892.html







Resulta obvio que los países que votaron en contra son los que están alineados al Alba y a Petrocaribe, pero por fin el chavismo pierde una votación en la OEA, no hay duda que el chavismo no solo se ha debilitado en Venezuela si no que lo hecho en toda la región.




Antes de la votación, la Canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez Venezuela solicitó que se sometier a votación la aprobación del orden del día donde arremetió contra Almagro y dijo que “El secretario general está dando un golpe de Estado a esta organización y está promoviendo, con la oposición venezolana, un golpe de Estado en Venezuela. Presentó un informe donde se juzga a Venezuela. Hay una dicotomía que está dividiendo a esta organización entre los países que creemos en el respeto a las normas y quienes quieren asestarle un duro golpe a la institucionalidad”. 


Y añadió que “La labor del secretario general, en un año de gestión, ha sido acosar y hoy acusar a Venezuela, irrespetar a su Gobierno, parcializarse con un sector partidista opositor de Venezuela”. 






Luego de celebrarse la votación, el secretario general de la OEA, hizo su exposición y entre las cosas que comentó dijo “Considero que la “democracia es el gobierno del pueblo”. 


 De manera enfática rechazó que se diga que está apoyando un golpe de estado y agregó que “La situación en Venezuela está alcanzando un punto crucial, el objetivo hoy no es castigar ni sancionar a Venezuela, estamos aquí para apoyar y que este país miembro vuelva al camino, añadió que “Venezuela tiene una de las mayores reservas petroleras del mundo y grandes recursos naturales, pero se encuentra entre los países más pobres y su inflación es de 720%”. 


Hizo referencia además a la grave falta de comida, medicamentos y servicios públicos como la energía eléctrica y el agua y consideró además que la situación que enfrenta Venezuela se debe a las acciones que ha emprendido el gobierno nacional. “Los problemas no los causan agentes externos (…) Venezuela es un país colmado de violencia y pobreza”. 






El gobierno de Maduro recibe así un duro golpe de parte de la mayoría de los países del Continente, bien por el triunfo del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, y bien por los 20 países que votaron a favor del estudio de su informe, queda un camino largo por recorrer, pero por fin la oposición venezolana será escuchada en este Foro Continental.